Un modelo de consumir tecnología como servicio (aplicaciones, computación y almacenamiento), sin necesidad de inversiones, de forma segura y accesible desde cualquier lugar.
Esta revolución está ofreciendo a las empresas un gran ahorro de costes ya que elimina las inversiones iniciales y las convierte en gastos variables muy reducidos según el consumo.

Permite centrarse en generar valor e innovar.

Reduce costes, tanto iniciales como de mantenimiento posterior.

Incrementa la productividad y por tanto, la competitividad de las empresas.

Aumenta la disponibilidad de los servicio informáticos, 24x7x365

Acelera la puesta en marcha de nuevas aplicaciones y servicios (time to market)

Evita inversiones en activos tales como hardware y software.

Se paga sólo por el uso necesario.

Siempre actualizado, al día.

Permite ajustar el servicio o crecer en cualquier momento

Permite  diferenciar el servicio por usuario, ajustando todavía más el coste.

Según diversos estudios, las empresas que todavía no han adoptado una estrategia cloud, dedican un 70% de su presupuesto de TI a mantenimiento y sólo un 30% en nuevos proyectos e innovación. Se requiere invertir esta tendencia y la nube es la solución

En el 2012, al menos el 40% de las empresas medianas tendrán servicios en la nube  Fuente: Midmarket behaviour, Gartner – Dec 2009

En 2012, 20% de los negocios no poseerán activos informáticos. Fuente: Gartner Enero 2010

Según IDC, en los próximos años el 50% del servicio de TI será cloud.

En un futuro cercano, el 20% de las empresas no tendrán activos de TI. Fuente: Gartner – Enero 2010

Según estudios recientes, el 75% de directivos de TI (CIO’s) indican que actualmente tienen o están evaluando usar servicios en la nube.

Top